• Nuestro país presenta todos sus planes, valorados en 53.000 millones de euros, sobre: energía, I D y economía digital, transportes, infraestructura social y agricultura.
  • El plan de inversión público-privada propuesto por Juncker se aprobará a mediados de mes en la reunión del Consejo Europeo y pretende movilizar 315.000 millones.
  • Para ello se creará un nuevo Fondo Europeo para las Inversiones Estratégicas, que tendrá sólo 21.000 millones de fondos públicos comunitarios, ya presupuestados.
  • El dinero restante, es decir, un 93,3%, procederá de inversión privada.

El tema de la energía no es una cuestión baladí ni para la Unión Europea (UE) ni para España, sino que es un tema importante, por eso no es de extrañar que al presentar sus proyectos para conseguir financiación del denominado Plan Juncker, nuestro país haya presentado varios planes en materia energética, valorados en 25.133 millones de euros.

Una cuantía que supone la mitad de la financiación total que espera conseguir con el resto de proyectos y que asciende a 52.971 millones. España no ha hecho pública su lista de iniciativas, sino sólo las partidas destinadas a cada materia. De esta manera, la energía será la gran favorecida de una lista en la que se encuentran proyectos de: I D y economía digital (11.181 millones), transportes (6.115 millones), medio ambiente (5.351 millones), infraestructura social (5.163 millones) y agricultura (27 millones).

En cuanto a los proyectos en materia de energía, viene al pelo recordar las palabras que pronunció la semana pasada el comisario europeo de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete (en la imagen), que subrayó la situación de España, "en el sector energético hay enormes necesidades". Aunque no se atrevió con el 'fracking'.

De los 25.133 millones, España espera conseguir 14.449 millones para interconexiones en el sector del gas y en el de la electricidad. Así, se busca ampliarlas con Portugal y, sobre todo con Francia, así como entre nuestras islas porque "son absolutamente necesarias y una gran ocasión para dinamizar la inversión pública española", según Arias Cañete. Los 10.683 millones restantes irían destinados a mejorar la eficiencia.

El plan de inversión público-privada propuesto por el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, es la gran baza de su recién estrenado mandato. Un plan que previsiblemente se aprobará a mediados de mes, los días 18 y 19, en la reunión del Consejo Europeo, y que pretende movilizar 315.000 millones.

Para ello se creará un nuevo Fondo Europeo para las Inversiones Estratégicas, que tendrá sólo 21.000 millones de fondos públicos comunitarios, es decir, un 6,7% del total, que ya están presupuestados. El dinero restante (93,3%) procederá de inversión privada.

Cristina Martín

[email protected]