• Los nacionalistas catalanes presentaron una enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado.
  • La culpa la tienen los 719 millones de deuda del Estado con Cataluña preacordados por el anterior gobierno.
  • Durán i Lleida, al explicar su enmienda a la totalidad: "Nos dicen en Cataluña ya basta de ser cornudos y pagar la bebida".
  • El PP apoyó al gobierno catalán al elaborar sus cuentas cuando se abstuvo en la votación.
  • El PSOE hace hincapié en la soledad del Gobierno, sólo apoyado por Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro
  • Y Montoro no cede, amenaza con intervenir las Autonomías que no cumplan.
Los políticos catalanes no están por la labor de ayudar al Partido Popular. Pese a no predicar con el ejemplo y haber sido los debutantes por su cuenta y riesgo en el vals del copago farmacéutico, no han apoyado al PP en los Presupuestos Generales del Estado. No deja de ser paradójico ya que el PP es el partido con el cual mantienen mayor afinidad ideológica. El PP apoyó al Govern en las cuentas catalanas, al abstenerse y permitir que salieran adelante, pero CiU, que prestó su ayuda al PP en la reforma laboral y en la ley de estabilidadno ha apoyado al Gobierno en sus presupuestos para el Estado. La culpa la tienen los 719 millones que Durán reclama como deuda del Estado con Cataluña en cumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatuto. Siempre hábil y camaleónico, Duran i Lleida (en la imagen junto a Rajoy) declaró, al explicar su enmienda a la totalidad: "Nos dicen que ya basta de ser cornudos y pagar la bebida. Esta es la sensación que existe en la gran mayoría de Cataluña". 

Justo hoy Montoro ha amenazado de nuevo con intervenir a las Autonomías y si es preciso hacerlo "a la vista de las cuentas de las diferentes regiones".

El Gobierno ha sacado adelante los Presupuestos que han recibido 10 enmiendas a la totalidad y lo ha hecho con los votos de sus diputados, salvo el de Rafael Merino que voto en contra por error, y con el apoyo del Foro de Asturias (FAC) y de UPN.

Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados ha hecho hincapié en un slogan de lo más rubalcabiano: "la tremenda soledad política del Partido popular", que según ella ha defendido unos presupuestos "que no son creíbles ni dentro ni fuera de esta cámara, ni tampoco fuera de estas fronteras".  Ha calificado los presupuestos de absolutamente infeficaces, injustos, antisociales y perjudiciales contra el empleo.

Casi al mismo tiempo, Mario Draghi, ha resaltado los esfuerzos increíbles que está haciendo el Gobierno español y ha alabado nuestra política económica.

El Presidente de Gobierno ha señalado su satisfacción tras la aprobación de los Presupuestos. Y no sólo "por haber contado con el apoyo parlamentario necesario para sacarlos adelante", sino también porque "el Gobierno tiene fortaleza y capacidad para tomar las decisiones que son buenas para España. Los efectos no se van a producir en el corto plazo, pero eso yo ya lo sabía, lo hemos dicho en numerosas ocasiones, pero sinceramente estamos haciendo lo que hay que hacer. Por eso estoy satisfecho".  También ha reconocido que las medidas son duras y difíciles pero "son las que nos van a llevar a la recuperación económica".

Sara Olivo

[email protected]