"Se castiga a la ciencia y se apoya a la creencia". Mi vida es triste. Por esto, espero con alborozo los discursos de Cayo Lara, líder de Izquierda Unida, es decir, de los comunistas españoles y sus aliados.

Y a renglón seguido, insisten los chicos de don Cayo en que la Iglesia católica no paga impuestos.

Dos mentiras en una. El Gobierno no apoya para nada a la Iglesia. A la Iglesia sólo la apoyan los contribuyentes católicos en un pequeño porcentaje de sus impuestos, que han decidido otorgar ese dinero a la Iglesia, y no al propio Gobierno.

Y no, la Iglesia sí paga impuestos, claro que los paga, como cualquier otro. Tiene, eso sí, una serie de exenciones, las mismas que poseen organismos públicos, fundaciones y otras instituciones.

Ya sé que lo hemos dicho muchas veces pero es que no me creo que los que repiten esas mentiras no sepan que están mintiendo.

Eulogio López

[email protected]