• La empresa de Manuel Fernández de Sousa-Faro, otra víctima de la deuda.
  • La multinacional no ha formulado las cuentas anuales y la CNMV ha suspendido su cotización.
  • Hasta septiembre de 2012 obtuvo un beneficio neto de 24,9 millones de euros, un 2,2% más que un año antes.
  • El EBITDA fue de 127 millones de euros, un 8,8% más. Además, el negocio internacional creció un 14%.

La firma de congelados ha presentado preconcurso de acreedores en la mañana de este viernes. Sin duda, ha sido una sorpresa. Los últimos resultados de la multinacional presidida por Manuel Fernández de Sousa-Faro (en la imagen) no hacían presagiar este momento.

Sin embargo, la compañía no ha formulado las cuentas anuales y la CNMV ha suspendido su cotización.

Pero hete aquí que Pescanova todavía no ha logrado vender su filial Pesca Chile, dedicada casi exclusivamente al salmón. Para comprender la importancia de este activo, conviene saber que las condiciones que se dan en el sur de Chile son muy similares a las que se dan en Noruega.

El asunto es que la multinacional gallega -menos gallega desde que Caixa Galicia y Caixanova vendieran su participación- es otra víctima más del mal que aqueja a la mayoría de las compañías españolas: la deuda.

Volvamos a los números. Las últimas cifras conocidas son de septiembre de 2012. Entonces, el beneficio de la empresa ascendió hasta los 24,9 millones de euros, un 2,2% más que en el mismo periodo de 2011. El EBITDA fue de 127 millones de euros (un 8,8% más) y el negocio internacional creció un 14%. De enero a septiembre de 2012, Pescanova facturó 1.149 millones de euros, un 8,9% más que un año antes.

Pablo Ferrer
pa[email protected]