Ollanta Humala ha tratado de minimizar las acusaciones de su cercanía a Chávez o Evo Morales

Pretende prohibir la reelección a la presidencia.

Perú se prepara para las elecciones presidenciales y los cinco candidatos siguen en la lucha para ser uno de los dos que pasarán a la segunda vuelta. El que mejor lo tiene por ahora es Ollanta Humala, quien ya intentó alcanzar el cargo en 2006, ya que cerca del 25% de los votos serán para él. Humala es otro claro ejemplo del populismo que se ha ido enraizando en Sudamérica y siempre se le ha ligado a los líderes de la izquierda bolivariana como Chávez, Morales, Daniel Ortega o Rafael Correa.

Él trata de quitarse esa etiqueta, consciente de que ésta fue la causa de su derrota en 2006. El resto de candaditos es conocido para los votantes peruanos ya que uno es el ex presidente Alejandro Toledo y otro es la hija del ex presidente Fujimori, Keiko.

En un intento por alejarse de los males que aquejan a los líderes bolivarianos, Humala ha anunciado la intención de no permitir la reelección al cargo de presidente y limitarlo a una legislatura. Aunque eso siempre se puede cambiar, y jefes de Gobierno como Chaves o Morales son un claro ejemplo, el ex militar busca así atraer a otros votantes. La clave estará en si logra atraer a suficientes personas en la segunda vuelta del 5 de junio y si el otro candidato es capaz de aglutinar a los votantes que no quieran un posible gobierno populista.

Andrés Velázquez

[email protected]