Lo dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su famosa entrevista del lunes en RTVE. Ya lo había dicho en su comparecencia conjunta con Angela Merkel (en la imagen): don Mariano tiene la idea de que un joven de 20 años sin futuro aún tiene fuerzas para salir adelante mientras un viejo no. Bueno, puede ser, pero eso no quita que España trate peor a sus jóvenes que a sus viejos. Y lo hace porque somos una sociedad mortecina, con una población envejecida lo cual, significa, por ejemplo, que si comparamos las pensiones españolas con las europeas no estamos en tal mal lugar que si comparamos el paro juvenil español, o los salarios juveniles, con los de los países de nuestro entorno.

Es más, o fomentamos la natalidad o este país desaparece. O nacen más jóvenes y acceden al mundo laboral o habrá que reducir las pensiones. Usted atravesará esa línea roja, se lo aseguro. Y tendrá que hacerlo mintiendo. Ningún político se atreve a bajar las pensiones: lo que hace es utilizar medias que suponen justamente eso pero de otra forma: retraso de la edad de jubilación, aumento del periodo de cómputo para concretar el volumen, etc.

El problema de las pensiones no es económico: es demográfico. Así que, señor Rajoy, yo que usted me pondría a imitar a los países europeos ya mismo, con la puesta en marcha de un salario maternal que fomente la natalidad y rejuvenezca la pirámide de población. Porque, mire usted, además, pagar a una pareja por criar un hijo es una cuestión de justicia. España se muere.

Eulogio López

[email protected]

.