Teme que los controladores organicen una nueva huelga durante la Navidad

 

La política española ha centrado el debate de este martes en la huelga de controladores y el Estado de Alarma decretado por el Gobierno. El ministro de Fomento, José Blanco, ha intervenido ante la Comisión de Fomento del Congreso para explicar la situación que se ha vivido durante los meses previos a la situación vivida en los aeropuertos durante el puente de la Inmaculada.

Pero es que en la tarde del mismo martes, el presidente del Gobierno ha convocado al Consejo de Ministros con el fin de prorrogar el decreto ley sobre el Estado de Alarma. Pero ante esta situación, surgen serias dudas. ¿Por qué alargar más el periodo de esta situación? Pues lo que José Luis Rodríguez Zapatero parece mostrar es que el presidente teme una nueva huelga durante la Navidad, y tal y como está la situación, eso puede ser terrible.

Pero el camino que ha emprendido el jefe del Ejecutivo es muy peligroso, ya que toma algo excepcional como algo normal, y ante un problema de diálogo, usa herramientas que sobrepasan la normalidad (y que según algunos expertos, está más cerca de la inconstitucionalidad). Esperemos que, como ha dicho alguno de los miembros de la comisión de Fomento al ministro Blanco, no sea esto una cortina de humo para tratar de esconder los problemas económicos.

Parece que un Gobierno que ha pedido siempre talante no es el más adecuado para luego alargar, parece ser que de manera innecesaria, una situación de Estado de Alarma (teniendo en cuenta que los controladores han anunciado que no convocarán una huelga para esas fechas, aunque uno puede fiarse muchos).

Andrés Velázquez

[email protected]