• Ahora hay que saber si el secretario de Estado de Defensa habla en nombre propio o en el de todo el Gobierno Rajoy.
  • Lo cierto es que en Defensa crece el enfrentamiento entre el ministro Morenés y su segundo.
  • El dato principal: el Estado sigue siendo el primer accionista de Indra, con un 20%.
  • En paralelo, Defensa ha conseguido arrebatarle a Hacienda los derechos políticos sobre ese paquete de acciones.
  • En cualquier caso, se trata de un ataque directo a Monzón, quien solicita razones profesionales para su cese.
  • La última Junta General de Accionistas renovó su mandato como consejero.
  • El diario 'La Razón' ha dedicado un duro ataque a Argüelles por los continuos incidentes de los aviones que trasladan al Rey, al presidente de Gobierno y a otros altos cargos. Casualidad.

El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles (en la imagen), ha solicitado directamente a Javier Monzón que abandone la Presidencia de Indra, empresa en la que el principal accionista es el Estado, con un 20%. Se conforma con una salida limpia aunque se pondrían pegas en el caso de que se llevará una indemnización de 16 millones de euros.

En cualquier caso, éste es el primer ataque directo del Gobierno Rajoy para conseguir el relevo de un presidente que lleva 20 años al frente de la ingeniería. Al menos el primer ataque directo desde el día en que la estatal SEPI adquirió el 20% de Indra a Bankia, por considerarla una empresa estratégica. Directo, porque indirectos ha habido muchos.

Por otra parte, hace poco más de un mes, los derechos políticos de la SEPI sobre el paquete de acciones de Indra pasarán de Hacienda a Defensa, por decisión del Consejo de Ministros.

Les anticipo que Javier Monzón exige para dimitir razonamientos empresariales, no políticos. Hay que recordar que la Junta General de Accionistas de junio le ratificó en su cargo de consejero, por tanto, de presidente, de Javier Monzón.

El pulso se mantiene porque la pregunta es si Pedro Argüelles habla en nombre propio o en el de todo el Gobierno. No hay que olvidar que las relaciones entre Pedro Morenés, titular de la cartera de Defensa, y su segundo son como las fincas en Extremadura: manifiestamente memorables.

Morenés está convencido de que Argüelles quiere su puesto. Además, si Morenés procede de la industria aeronáutica EADS, Argüelles llegó al cargo desde su principal competidor: el norteamericano Boeing. A mayor abundamiento, el diario La Razón lanzó un ataque duro a Morenés y, sobre todo, a Argüelles, el pasado domingo, cuando les acusó de poner en peligro la vida del Rey, el presidente del Gobierno y otros altos cargos, todos los que utilizan los aviones de Defensa que utilizan los altos cargos para sus viajes oficiales, y que ya han sufrido media docena de incidentes importantes.

En cualquier caso, el pulso adquiere ahora otros caracteres tras la petición expresa de dimisión por parte de Argüelles a Monzón. Va a ser la batalla del otoño. O del verano aún no finalizado.

Eulogio López

[email protected]