Lo que teme el mundo democrático es un gobierno independentista formado el PNV y los abertzales

En declaraciones a Radio Nacional de España el aún Lehendakari Patxi López ha manifestado que no "va a hacer ningún pacto" con Bildu.  Es de suponer… Lo que se augura y temen en el espectro democrático no es un pacto PSOE-Bildu, sino una alianza entre las fuerzas nacionalistas de Euskadi, el conservador PNV y la formación abertzale de izquierdas, con programas políticos muy distintos, pero algo en común, su voluntad independentista o soberanista, como quiera denominarse.

Sin ir más lejos, según reflejan los últimos estudios del Euskobarómetro el PNV, con algo más de 350.000 votantes y alrededor de un 32 % de los votos válidos, sería el vencedor electoral, manteniendo la primera posición parlamentaria. El PSE-EE, en un ciclo de claro retroceso, perdería la segunda posición actual. Con un 20% de los votos válidos y 17 escaños no tendría ninguna opción de formar gobierno de nuevo. Sin embargo, la coalición Euskal Herria Bildu podría ser la segunda fuerza más votada. Bildu estaría en condiciones de disputarle la primacía parlamentaria al PNV. Con un 25% de los votos válidos podría obtener 22 escaños. La aclaración de Patxi López era innecesaria. ¿Para qué necesita Bildu al PSE? Para nada.

Sara Olivo

[email protected]