La Audiencia Nacional absuelve al ex portavoz de Batasuna del delito de enaltecimiento del terrorismo en el homenaje al etarra Sagarduy

 

Txeroki, en cambio es condenado a 377 años por intentar asesinar a Esther Cabezudo.

Los líos de los juicios siguen su propio camino en materia terrorista. En lo que podría parecer una de cal y otra de arena en la lucha contra ETA, este viernes nos hemos encontrado con dos resoluciones relacionadas con dos figuras del movimiento abertzale. Por un lado, Arnaldo Otegi, quien fue portavoz de Batasuna, ha sido absuelto por la Audiencia Nacional del delito de enaltecimiento del terrorismo en el homenaje al etarra Sagarduy. En nuevo tribunal de la AN ha considerado ahora que existe una "duda razonable" sobre la finalidad del discurso pronunciado por Otegi en el acto y si en él incurrió en enaltecimiento del terrorismo. El tribunal considera probado que si bien Otegi comparó al homenajeado con Mandela y la situación de Sudáfrica de aquellos tiempos con la actual de Euskadi "no puede llegarse a la conclusión" de que cometiera un delito.

Pero para que no se arme mucho revuelo, como si fuera mera coincidencia, también este viernes se ha conocido la sentencia impuesta al exjefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", por el intento de asesinato de la ex teniente alcalde de Portugalete (Vizcaya) Esther Cabezudo en febrero de 2002. Esta es la primera condena dictada en España contra el jefe militar de ETA después de que la Audiencia Nacional le absolviera el pasado 30 de junio al no hallar pruebas de que participase en el intento de asesinato del presidente del Consejo de Administración del Grupo Correo, Enrique Ybarra, que se produjo el 17 de enero de 2002.

Andrés Velázquez

[email protected]