• Un estudio de Manpower revela los directivos españoles no encuentran problemas para contratar a quien quieran para cubrir plazas vacantes.
  • Tiene su explicación: la dramática tasa de paro elimina para las empresas el problema de selección del personal.
  • Nada que ver con lo que ocurre en otros países, en los que esa media del 3% se dispara al 36%.
  • Tienen trabajo asegurado quienes opten por los oficios manuales cualificados, la ingeniería o perfiles técnicos cualificados. Son los más demandados.
  • Lo mismo sucede a escala global. Por tercer año consecutivo, los ingenieros ocupan el segundo puesto en lista sobre la escasez de talento.

Solo el 3% de los ejecutivos españoles confirma tener dificultades para encontrar el talento adecuado, según la novena edición del Estudio Manpower Group sobre Escasez de talento. El grupo ha realizado su informe con la participación de cerca de 37.500 directivos de 42 países. Este dato sitúa a España como el segundo país con menos dificultades para ocupar los puestos vacantes, únicamente por detrás de Irlanda (2%). Según Raúl Grijalba, presidente ejecutivo de Manpower Group en España, "es completamente comprensible que España se encuentre entre los países con menores dificultades, si se tienen en cuenta las elevadas tasas de paro".

Japón es, a escala global, el país que presenta una mayor dificultad para ocupar las plazas vacantes, con un 81% de directivos con problemas para encontrar talentos. Le siguen en el ránking Perú e India, con un 67% y 64% respectivamente. La media global se sitúa en el 36%. Por otro lado, los puestos más demandados y con menor facilidad para ser encontrados en España son los oficios manuales cualificados, ingenieros y comerciales. Completan la lista nacional los perfiles IT, profesionales jurídicos, diseñadores, personal doméstico, operarios cualificados e investigadores.

A escala global, el contexto laboral es parecido. Los oficios manuales son el puesto más difícil de encontrar, seguido de ingenieros, número dos de esta lista internacional por tercer año consecutivo, y personal técnico cualificado.

Este estudio refleja que el 54% de los directivos que sufre la escasez de talento admite un impacto de grado medio o alto sobre las actividades del negocio, por lo que el talento se ha convertido en una de las claves principales para alcanzar los objetivos empresariales. Las razones más habituales de insatisfacción (en el gráfico) por parte de los empresarios son la falta de habilidades técnicas (35%), la escasez de candidatos disponibles (31%) y la falta de experiencia de los candidatos (25%).

Daniel Esparza

[email protected]