Pero no se reduce la duración máxima de la prestación, que se mantiene en 24 mesesLa ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha dicho -durante su comparecencia en la Comisión de Empleo del Congreso- que "sólo" el 55% de los nuevos parados verán recortada su prestación a partir del séptimo mes tras haber decidido el Gobierno rebajar del 60% al 50% la base reguladora de la prestación dentro de su último paquete de medidas antidéficit.

Báñez ha explicado que se quedarán fuera de esta medida los que no lleguen a superar los seis meses de prestación por no tener derecho a más tiempo de cobro y los que encuentren un empleo antes de llegar al séptimo mes, así como quienes se vean afectados por los topes mínimos y máximos de la prestación.

También ha recordado que los desempleados que están cobrando ya la prestación no se van a ver afectados por esta medida, pues sólo afectará a los nuevos perceptores: "Sólo cambiará la situación para los nuevos beneficiarios y a partir del séptimo mes de prestación".

También ha lanzado otro "mensaje": que no se reduce la duración máxima de la prestación, que se mantiene en 24 meses.

Y ha contado que entre 1999 y 2008 había un superávit de más de 35.000 millones de euros en relación con el gasto en desempleo, pues se ingresaba más por cotizaciones que lo que se gastaba. "Sin embargo, en sólo tres años, 2010, 2011 y 2012, se ha producido un déficit de más de 32.000 millones de euros, "una deriva insostenible" que, según la ministra, debe solucionarse.

La titular de Empleo ha asegurado que el Gobierno hará compatible la rebaja de las cotizaciones sociales anunciada por el Ejecutivo para 2013 y 2014 con el compromiso de separar las fuentes de financiación de la Seguridad Social, a lo que ayudará, ha dicho, los 6.683 millones de euros que aportará el Estado al sistema en los Presupuestos del próximo año.

La ministra ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad: "Este Gobierno entiende y escucha las preocupaciones y reivindicaciones de los ciudadanos y no se muestra insensible". Pero las "obligaciones" de España hacia sus socios europeos "no se ha producido por generación espontánea", sino que se enmarcan en el procedimiento de déficit excesivo que Bruselas abrió a España por el descuadre de las cuentas a partir de 2008.

Tiempos duros y oscuros.

Andrés Velázquez
[email protected]