Suena a electoralismo pero pasa factura a los que causaron la crisis económicaSuena a electoralismo, ahora que se acercan las presidenciales en EEUU. Pero pasar factura a los bancos y banqueros que causaron la crisis económica por dedicarse a la especulación financiera es justo y necesario.

El exconsejero del banco Goldman Sachs, Rajat Gupta, ha sido condenado por un juez de Nueva York a dos años de cárcel y una multa de cinco millones de dólares después de ser encontrado culpable de varios delitos por filtrar información privilegiada.

Por otra parte, el Gobierno de EEUU ha presentado una multimillonaria demanda judicial contra el Bank of America, el segundo banco más grande del país, por haber ocasionado pérdidas al distorsionar el valor de los préstamos que vendió a las entidades federales Fannie Mae y Freddie Mac. La demanda busca del banco compensaciones por daños valorados en al menos 1.000 millones de dólares por "miles de préstamos hipotecarios defectuosos y fraudulentos", que además de las pérdidas provocaron infinidad de ejecuciones hipotecarias. Vamos, las famosas hipotecas 'sub-prime', causantes de la crisis actual.

Lo dicho: no hay que ayudar a los bancos que se han arruinado -como se hizo en algunos casos en EEUU- sino dejarles caer. Que ahora se les exija cuentas es de justicia porque, si no, lo volverán a hacer. El único dinero que hay que devolver es el de los depositantes porque son sus ahorros.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]