Sin embargo, repunta un 5,5% en el tercer trimestre de 2012En términos interanuales, la riqueza de las familias en el tercer trimestre del año bajó en 11.356 millones, un 16,4%, ya que entre julio y septiembre de 2011 sumó 744.597 millones de euros, según datos del Banco de España.

Sin embargo, la riqueza financiera neta de las familias aumentó en 38.763 millones en el tercer trimestre del año pasado, un 5,5%, y sumó 733.241 millones de euros. O sea, que riqueza de las familias repuntó considerablemente entre julio y septiembre, después de haber caído en los dos primeros trimestres de 2012.   

En cuanto a los activos financieros -efectivo y depósitos, acciones, otros valores y reservas de seguro-, los ahorros de los hogares sumaron 1,64 billones de euros en el tercer trimestre. La cifra ha aumentado un 1,14% respecto a la del trimestre anterior (1,62 billones de euros), aunque supone un descenso del 2,3% si se compara con los 1,68 billones registrados un año antes.

En concreto, el dinero en efectivo y los depósitos en manos de las familias bajó un 1,5% respecto al segundo trimestre de 2012, hasta 838.163 millones, pero el saldo de acciones y otras participaciones aumentó un 8,5%, hasta los 416.891 millones de euros. Asimismo, las reservas de seguros aumentaron un 1,1%, hasta 263.037 millones, mientras que el ahorro depositado en valores distintos a acciones bajó un 10,2%, hasta 60.670 millones de euros.

Por el lado de las deudas de los hogares, los pasivos de las familias descendieron un 2,16% en el tercer trimestre del año respecto al periodo abril-junio, situándose al cierre del mes de septiembre en 909.781 millones de euros.

En el caso de los pasivos, la desconfianza en la economía española ha llevado a los hogares a reducir sus préstamos a largo plazo un 1,1%, hasta 813.304 millones adeudados, aunque los créditos a corto plazo también bajaron un 14,9%, hasta 30.641 millones.

Andrés Velázquez
[email protected]