Aplazada al 16 de octubre la audiencia del proceso de apelación En Pakistán, prosigue el calvario de Asia Bibi, una cristiana condenada a muerte acusada de supuesta blasfemia contra el Corán. Aunque se sabe que en ese país se utiliza la 'ley de blasfemia' para realizar acusaciones falsas de blasfemia contra los cristianos.

En una audiencia de unos pocos minutos, que se celebró frente al Tribunal Superior de Lahore, el juez Anwar Ul Haq actualizó el proceso de apelación de Asia Bibi, reenviando a las partes al 16 de octubre. Lo comunican a la Agencia Fides los abogados de Asia, S.K. Chaudry y Sardar Mushtaq Gill. Según los abogados, "la Corte ha concedido una última oportunidad a la otra parte, dado que su abogado se hallaba ausente por enésima vez". En la próxima audiencia los abogados deberán entregar sus 'alegatos finales' de forma escrita. El tribunal se formará una idea y luego emitirá un veredicto.

Por ello parece que el caso se ha desbloqueado. Explica Gill a Fides: "En junio hicimos una aplicación especial al Tribunal Supremo, apelando a algunos artículos que obligan a la Corte a examinar el caso y juzgar. El caso de Asia tendrá que ser escuchado. También estamos seguros de que, examinando los hechos, Asia será absuelta. Los temores surgen sólo de las posibles influencias negativas o de las presiones de los extremistas sobre los jueces. Pero el juez Anwar Ul Haq es una persona estimada y correcta. Confiamos en la buena fe y en la independencia del poder judicial".

Como siempre, urgen oraciones por los cristianos perseguidos por su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]