Cataluña quiere cobrar cinco euros por día de estancia y el PP Catalán se aviene a debatir la idea-Valencia, Castilla La Mancha y Galicia han solicitado el cobro de las comidas en los hospitales.

-En Castilla y León los que tendrán que pagar sus comidas son los médicos y enfermeras de guardia.

Las últimas noticias sobre el posible copago de las comidas en las hospitalizaciones resultan espeluznantes. Valencia, Castilla La Mancha y Galicia, gobernadas las tres por el PP han solicitado que se pueda cobrar la comida en los hospitales. Ya no saben qué hacer para aminorar el déficit para llegar al 1,5% que les solicita el Gobierno. Aquí no hay chocolate del loro que valga, hasta los purés de verdura insípidos o la pescadilla cartóné hervida sin salsa meuniere pueden ser una fuente de ingresos para salvar a las autonomías de la intervención.

Ana Mato, interpelada en el Senado al respecto este martes, manifestó que su Ministerio no secunda la propuesta, pero recuerda que los Gobiernos regionales tienen la última palabra. No aclaró que ocurre con la igualdad de derechos de los ciudadanos en España.

La Generalitat, la Comunidad que rompió el tabú del copago sanitario, ya se pronunció al respecto cuando Francesc Homs, su portavoz, se hizo esta pregunta: "Si uno está en casa, se paga la comida y la calefacción, pero si está en un hospital, no paga nada de esto. ¿Por qué ha de ser así? Esto no pasa en otros países, como Alemania, donde se pagan unos 10 euros diarios por manutención tras un ingreso hospitalario". Este jueves ha ido más lejos, cuando Mas-Colell, consejero catalán de Economía ha propuesto el copago de 5 euros por día de hospitalización entre otras medidas. El PP catalán no le ha hecho ascos a la idea.

Mientras, en Castilla y León, han pensado en medidas mucho más sensatas, como la eliminación de las comidas a los médicos y enfermeras que cada día hacen guardia. Sólo en Salamanca se ahorrarían 400.000 euros anuales, como señaló el Consejero Antonio María Saez Aguado. No hay que olvidar que en todos los ministerios los funcionarios pagan por sus comidas en los restaurantes habilitados, si los hay, o se llevan la tartera.

La asociación de pacientes Facua ha tildado de atrocidad la medida de hacer pagar a los pacientes, pero visto lo visto, y tal y como pasó con el copago sanitario, con Cataluña de lanzadera y cuando el propio Mas Colell ha señalado: "Nos basta que nos dejen hacer y no nos creen problemas", podemos temernos lo peor. Hay que igualar para no caer en la inconstitucionalidad, y si de paso se ahorra, mucho mejor.

Sara Olivo

[email protected]