Lo último es que Israel bombardea tres puntos de la Franja de GazaOriente Medio es un polvorín en el que puede pasar cualquier cosa. El conflicto sirio se agrava y la violencia llega a las fronteras de Turquía e Israel: los ataques aéreos sirios en la frontera turco-siria y una granada lanzada desde territorio sirio a Israel han revuelto las cosas.

Un avión de combate sirio bombardeó el martes la localidad de Ras al Ain por segundo día consecutivo, apenas a unos metros de la frontera turca, dejando a su paso densas columnas de humo y haciendo que los residentes del lado turco se refugiaran en lugar seguro. Por su parte, Turquía ha devuelvo el fuego varias veces en respuesta a balas perdidas y morteros que cruzan sus 900 kilómetros de frontera con Siria, y está hablando con sus aliados de la OTAN sobre la posibilidad de desplegar misiles Patriot tierra-aire.

En lo que se refiere a Israel, este país bombardeó ayer una posición de artillería siria, como respuesta a la granada lanzada desde territorio sirio a Israel. Lo cierto es que Israel ha disparado sobre Siria por primera vez desde 1973 y Tel Aviv ha advertido de que "responderá con severidad" tras caer en los Altos del Golán un mortero procedente del país vecino.

Además, Israel mantiene un conflicto en Gaza con Hamás. Y lo último es que las Fuerzas Aéreas de Israel han bombardeado a primera hora de hoy martes tres puntos de la Franja de Gaza, haciendo blanco en una instalación de almacenaje de armamento y dos puntos de lanzamiento de cohetes utilizados por militantes palestinos.

Y es que este sábado, el lanzamiento de un misil por parte de una milicia palestina contra un jeep del Ejército israelí en la Franja de Gaza hirió a cuatro soldados del país hebreo, lo cual fue el detonante para el comienzo de una serie de bombardeos por parte del Ejército israelí en los que al menos cuatro civiles palestinos perdieron la vida.

Pero también desde ese momento, decenas de morteros y cohetes han sido lanzados contra Israel, por lo que el Estado hebreo ha respondido con ataques aéreos a lo largo de la Franja de Gaza. El sistema de defensa antimisiles israelí ha derribado, por el momento, un gran número de cohetes de largo alcance.

Porque los israelíes no se andan con chiquitas. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha dicho: "Tomaremos las acciones necesarias para poner fin a esto. No es solo nuestro derecho, también es nuestro deber". "Si suena una alarma, hay 30 segundos para encontrar escondrijo".

Por su parte, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que gobierna la Franja de Gaza, ha presentado este lunes una queja formal ante Naciones Unidas por los ataques aéreos israelíes contra el enclave palestino, según ha informado el portavoz de la formación islamista, Taher al Nunu.

A todo esto se añade la situación de el Líbano, donde recientemente la potente explosión del coche bomba que acabó con la vida del jefe de los servicios de Inteligencia, el general Wissam al Hassan, y otras 9 personas, en el cosmopolita barrio cristiano de Ashrafiyeh, trajo nubarrones de guerra civil.

Y mientras, el número de refugiados sirios en Líbano que recibe asistencia de la ONU alcanzó los 115.000, según el informe actualizado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Lo dicho: la situación en Oriente Medio es en este momento muy delicada.

Andrés Velázquez
[email protected]