También ingresa un 2,5% más en el segundo trimestre, hasta los 1.032 millones de eurosLos ingresos de Orange España durante el segundo trimestre del año han aumentado un 2,5%, hasta los 1.032 millones de euros ( 4,6% excluyendo impactos regulatorios), mejorando la tendencia respecto al trimestre anterior que tuvo un crecimiento del 0,8%. Esto es debido, principalmente, al incremento en el uso de los servicios de datos móviles y a la aceleración del negocio de ADSL gracias al crecimiento en la base de clientes convergentes, según ha informado la propia compañía. 

Durante el primer semestre del año, los ingresos ascienden a 2.021 millones de euros, un 1,6% más que el año anterior (un 3,9% excluyendo impactos regulatorios), continuando la tendencia de crecimiento en ingresos mantenida por la compañía durante los últimos dos años y medio.

Además, ha logrado durante el primer semestre del año un EBITDA de 469 millones de euros, un 3,1% más que el mismo periodo del año anterior. El margen de EBITDA en este periodo ha alcanzado el 23,2%, gracias a la optimización de los costes comerciales y a la mejora en la eficiencia operativa.

Por otra parte, Orange ha conseguido cerrar el primer semestre del año con 13.750.000 de clientes, de los cuales 12.238.000 son de telefonía móvil, un 4,5% más que el año pasado. Entre estos, un total de 8.614.000 son clientes de contrato y 3.624.000 de prepago. Además, Orange cierra el primer semestre del año con 1.512.000 clientes de banda ancha.

Andrés Velázquez
[email protected]