• Era el último operador que resistía el tirón pero el margen no da para más.
  • Morgan Stanley, cita la propia France Telecom, reconoció en París el cambio de estrategia.
  • Y ojo porque también se acaba la tarifa plana de datos.

Después de mantenerse durante un año como el único operador de los grandes que seguía dando terminales de última generación a 0 euros para captar clientes, la realidad se ha impuesto para Orange.

La crisis de consumo, las caídas de precios y la estrategia del operador francés de apuntar a todo -fijo, móvil, ADSL, fibra, 4G- han terminado con el sueño de Jean Marc Vignolles (en la imagen) de seguir suministrando dispositivos de 500 euros a toda su base de clientes. No era sostenible y el Ceo de la operadora lo sabía.

Es la consultora Morgan Stanley quien ha puesto el dedo en la llaga al revelar en el transcurso de una conferencia en París, que los responsables de Orange España afirmaron que van a cambiar su estrategia sobre subvención de terminales en nuestro país, renunciando así al que ha sido su gran empeño en los últimos meses. Orange anunció en ese foro que prepara nuevos precios de cara al verano centrándose en los servicios y dejando a un lado los subsidios de smartphones.

Ya hace un par de meses Orange dio el primer síntoma de agotamiento del modelo al comenzar a hacerlo compatible con el pago a plazos, una de las modalidades que también ofrecen sus competidores. Seguía subvencionando, pero en paralelo abría la puerta a nuevos modelos de financiación.

Al final los hechos son tozudos y no hay caja que resista el gasto, que no inversión, que supone regalar los terminales a los clientes. Otros operadores como Movistar o Vodafone hace ya muchos meses que han convertido ese gasto en ahorro y posterior inversión enfocada a lo que es su verdadero negocio: mejores redes, mejor atención, más servicios.

Y ojo porque se avecinan más cambios en el sector. Según publica El Economista, los operadores suprimirán para siempre las tarifas planas ilimitadas de datos. Movistar, Orange y Yoigo seguirán los pasos de Vodafone y en lugar de reducir la velocidad de conexión una vez superados los consumos máximos contratados, darán a elegir: o abonar importes adicionales o quedarse sin conexión.

El futuro del ADSL es similar. En los próximos años dejarán de existir en España las tarifas planas de ADSL con volumen ilimitado de datos.

Miriam Prat

[email protected]