"Optimista es el que ve todo bien menos al pesimista. Pesimista es el que ve todo mal menos a él mismo". Pero la definición que se atribuye a una niña es mucho mejor: "Optimista es el que te mira a los ojos, pesimista es el que te mira a los pies". 

Optimista es el que te mira a los ojos porque confía en las personas y, sobre todo, en las posibilidades de las personas. El pesimista no es más que un presumido.

Hispanidad

[email protected]