Operación Palace, el falso documental sobre el Golpe de Estado de Antonio Tejero del 23 de febrero de 1981, arrasó entre el público. El espacio de Jordi Évole (en la imagen) fue seguido por 5.229.000 espectadores, el 23,9% de la cuota de pantalla que lo convierte en la emisión, no deportiva, más vista en la historia de La Sexta, según el ranquin de semanario "Teleprograma" del 3 al 9 de marzo.

Este programa, firmado por Évole, que supone un ejercicio de debate sobre el poder de los medios y su capacidad de influencia, fue durante sus 52 minutos de emisión, líder absoluto entre todos los espectadores.

En Operación Palace, Jordi Évole trama una historia sobre lo que pudo haber sido el 23-F, utilizando como punto de partida el insólito Oscar que en 1982 recibe el cineasta José Luis Garci por la película Volver a Empezar, mal recibida por la crítica española, sin embargo, galardonada en Estados Unidos a la mejor película de habla no inglesa.
"Estoy muy tranquilo. Ahora puedo ver las cosas desde fuera, y también estoy un poco sorprendido de tanta repercusión. Creo que este país es a veces un poco exagerado, pero bienvenido sea el debate y bienvenida sea la polémica", comenta.

"Fue un juego con el público, y me quedo con los que me dijeron que se lo tragaron, pero disfrutaron con ello. Y a los que piensen que me equivoqué, les digo que la próxima vez intentaré hacerlo mejor", apunta.

Pero, ¿es que se puede jugar con una audiencia de más de 5 millones de espectadores ¡Jordi Évole debería estar en la cárcel! "Yo sigo considerando que sobre el 23-F no lo sabemos todo", concluye Évole, que explica que el falso documental tuvo "cuatro guionistas y una veintena de personas, que trabajamos intensamente".

"A todos les dijimos que era muy importante que no se supiera, antes de su emisión, que era mentira, porque entonces no tendría el impacto que queríamos que tuviese. Y lo cumplieron", añade.

Clemente Ferrer

[email protected]