Siempre y cuando el Gobierno ponga orden en el sector financiero y controle el gasto de las CC.AA.El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha respondido este martes a la pregunta de si está pensando la CE en dar más tiempo a España para reducir su déficit al 3%, un año más, por ejemplo, hasta el 2014, en vista de la mala situación de la economía española. Respondía Rhen: "Presentaremos las previsiones económicas de primavera el viernes". "Estamos realizando el análisis final para esas previsiones. No quiero decir nada de forma prematura. Porque presentaremos entonces también nuestra valoración de la situación económica y fiscal de España, así como de los demás estados miembros".

Pero ha añadido: "El pacto de estabilidad y crecimiento no sólo permite sino que aconseja diferenciar entre los estados miembros según su situación fiscal y sus circunstancias económicas. Es muy importante que todos los estados miembros respeten las decisiones que ellos mismos han tomado en el Consejo Ecofín, lo que quiere decir que aquellos estados miembros que tengan más margen fiscal, deberían dejar que sus estabilizadores automáticos funcionen plenamente, mientras que los estados más vulnerables, seguidos más de cerca por los mercados, como es el caso de España, tienen que lidiar con sus dificultades fiscales como parte de las medidas para restablecer la confianza. La sostenibilidad a medio plazo exige tomar medidas decididas de estabilidad financiera. Por eso, la clave para España a la hora de recuperar la confianza es lidiar con esos retos financieros y fiscales inmediatos, en particular, el gasto regional así como continuar de forma decidida con las reformas estructurales".

Estas han sido las palabras literales de mister Olli. En ningún caso ha negado que a España no se le vaya a dar más tiempo, aunque tampoco lo ha afirmado. Hoy algunos periódico, como El País o Cinco Días, aseguraban que la CE iba a retrasar un año el cumplimiento del déficit del 3% hasta 2014, en vez de en 2013.

Veremos qué dice el viernes la CE sobre las previsiones económicas de los Estados miembros.

Andrés Velázquez

[email protected]