El presidente del Sabadell señala la necesidad de cumplir las reformas estructurales anunciadas y llevar a cabo cambios fiscales

Uno de los principales argumentos del Gobierno para la transformación apresurada de las cajas en bancos es la posibilidad de refinanciarlas para conseguir que fluya el crédito hacia las familias y las empresas. Parece que ésta fuera la fórmula mágica, pero algunos no lo creen así.

El presidente del Sabadell, Josep Oliú, admitía que con más capital habrá más condiciones objetivas para que mejore la situación del crédito. Sin embargo, Oliú recordó en la presentación de resultados del banco este jueves que es también necesario que fluya el crédito hacia España y para ello se deben llevar a cabo reformas fiscales y cumplir las reformas estructurales anunciadas: La capitalización es una de las condiciones, pero no la única, concluyó.

Mariano Tomás

[email protected]