• Para financiar los vencimientos pendientes (45.968 millones de euros) y la mitad del déficit público previsto del 6,3% (unos 30.000 millones).
  • Además, hay que sumar otros 4.000 millones para el fondo de liquidez autonómico.
  • Para hacer frente a los vencimientos, el Tesoro tendrá que modificar su estrategia de emitir deuda a corto y medio plazo, para apostar por emisiones a largo.
  • Octubre será el mes más complicado: los vencimientos ascienden a 26.351 millones de euros.
  • La próxima subasta, el martes 28 de agosto.

Sí, el dato no deja de ser preocupante: el Tesoro debe captar 79.968 millones de euros de aquí a fin de año para hacer frente a los vencimientos de deuda y a la mitad del déficit público previsto para 2012, del 6,3%, es decir, otros 30.000 millones de euros, a los que hay que sumar otros 4.000 millones que habrá que aportar al fondo de liquidez autonómico. O sea, que esos casi 80.000 millones son en el mejor de los casos, si no hay imprevistos.

En los últimos meses, el organismo dirigido por Íñigo Fernández de Mesa (en la imagen) ha emitido deuda a corto y medio plazo, con la intención de no pagar demasiados intereses durante demasiado tiempo. Sin embargo, a estas alturas del año, esta estrategia no sirve. El Tesoro tendrá que volver a las emisiones a largo plazo, por mucho que en la del pasado martes se captara más de lo previsto a un interés más bajo.

De los cinco meses, sin duda el más problemático será octubre: los vencimientos ascienden a 26.351 millones de euros (6.085 millones en letras y 20.266 millones en obligaciones y bonos). Los cuatro meses restantes no presentan mayores complicaciones: los vencimientos apenas superan los 7.000 millones de euros.

A todo esto, los inversores ya están descontando la intervención del Banco Central Europeo (BCE) para aliviar la presión sobre la deuda. Además, el Gobierno ya asume el rescate –eso sí, blando- del país.

La próxima subasta será el martes 28 de agosto, en la que se venderán letras a 3 y 6 meses.

Pablo Ferrer

[email protected]