• El actual presidente instó a combatir el voto de "los políticos de Washington que quieren decidir con quién podéis casaros o controlar las decisiones que las mujeres deberían tomar por sí mismas".
  • Recordemos que Obama obliga a las organizaciones religiosas a adquirir seguros de salud que cubran fármacos abortivos, la esterilización y los anticonceptivos.
  • Y de esa forma, atenta contra la libertad religiosa y de conciencia.
  • Finalmente, el Partido Demócrata incluyó también una referencia a 'Dios' en su plataforma.
  • Y también insertó el reconocimiento de que la capital de Israel es Jerusalén.
Los demócratas de EEUU han cerrado su convención -celebrada en Charlotte (Carolina del Norte)- con la nominación de Barack Obama (en la imagen) como candidato para las elecciones presidenciales del 6 de noviembre. Obama pronunció un discurso que, en lo social, sonó así: "Si dejáis de pensar que vuestro voto puede marcar la diferencia, entonces otros votos llenarán este vacío: los lobbistas y los defensores de los intereses individuales, la gente que intenta comprar esta elección con cheques de 10 millones de dólares, los políticos de Washington que quieren decidir con quién podéis casaros o controlar las decisiones que las mujeres deberían tomar por sí mismas".

Con esto último, evidentemente, se refería al aborto y al matrimonio homosexual, dos de los puntos principales defendidos y adoptados por el Partido Demócrata en Estados Unidos por medio de su plataforma. Una plataforma que, por cierto, originalmente excluyó cualquier referencia a "Dios" aunque admitía que las organizaciones de distintos credos han jugado un papel "central" en la historia de Estados Unidos. Pero ante las críticas provenientes de los republicanos, los demócratas decidieron finalmente añadir un texto en el que sí expresan su fe en Dios y también el reconocimiento de que la capital de Israel es Jerusalén. Ahora bien: eso ocurrió después de tres votaciones y de muchas protestas y abucheos de una parte de los delegados demócratas.

El texto de la plataforma demócrata, por cierto, también defiende e insiste en el mandato abortista de la administración Obama que obliga a las organizaciones religiosas a adquirir seguros de salud que cubran fármacos abortivos, la esterilización y los anticonceptivos. A este mandato los obispos católicos del país se han opuesto en bloque y de manera muy clara porque, evidentemente, violenta la libertad religiosa y de conciencia.

Este es el partido demócrata: obliga a ir contra la propia conciencia -lo cual atenta contra el derecho humano fundamental a la libertad de conciencia-; atenta contra el derecho a la vida -defendiendo el aborto, el asesinato de niños- y contra la ley natural, esa que establece que el matrimonio sólo puede ser entre un hombre y una mujer y que eso ha de ser defendido por las leyes de un país, porque va en beneficio del bien común de la sociedad (luego, en su casa y en su cama, que cada uno haga lo que estime oportuno, según su conciencia: y ahí es donde no puede meterse el Estado ni nadie).  

En lo económico, dijo Barack: salir de la crisis requerirá de un "esfuerzo común, una responsabilidad compartida y el tipo de experimentación audaz y persistente que Franklin Roosevelt efectuó durante la única crisis peor que ésta". "Pero Estados Unidos debe saber que nuestros problemas pueden ser resueltos. Que nuestros desafíos pueden ser vencidos. El camino quizás sea más difícil pero nos llevará a un lugar mejor. Y les pido que escojan ese futuro". Hoy se espera que la tasa de desempleo del mes de agosto en EEUU se mantenga estable en el 8,3%. No es mal dato para Barack.  

José Ángel Gutiérrez

[email protected]