¿Por qué la Cristofobia es tan hortera? La reina del carnaval tinerfeño es lo más cursi que he visto en mi vida. Una pobre hortera manteniendo el equilibrio bajo un árbol de lentejuelas y brillantina.

Ya he dicho que no me gusta el carnaval: la cobardía nunca actúa a cara descubierta, siempre oculta el rostro olvidando que nada hay oculto que no llegue a descubrirse. En el anonimato de la máscara o en el anonimato de la masa sólo hay corrupción.

Eulogio López

[email protected]