La caída de la afiliación ha sido de 283.684 personas

 

-Suben las afiliaciones en el sector de Actividades Sanitarias y Servicios Sociales. No se van a tocar las prestaciones.

-Los menores de 25 años y los empleados con contrato temporal, los más afectados.

El volumen total de desempleados alcanzó a cierre del pasado mes la cifra de 4.599.829 parados, el nivel más alto nunca logrado. El número de parados que han registrado su nombre en las oficinas de los servicios públicos de empleo, ha sufrido un aumento porcentual respecto a diciembre del 4%, según ha informado este viernes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Se trata de la sexta subida consecutiva.

La secretaria de Empleo, Engracia Hidalgo, ha  dicho que los datos ponen de manifiesto que las reformas que pusieron en marcha sus predecesores en el Gobierno, los socialistas, no sirvieron para que el despido fuera el principal mecanismo de ajuste ante la caída de la demanda. Aprovechó para señalar que la reforma que prepara Mariano Rajoy está más que justificada y garantizó que no se van a tocar las prestaciones ni los subsidios de desempleo. Por otra parte, los datos de la Seguridad Social son también malos. El número medio de afiliados ha totalizado la cifra de 16.946.237, lo que supone una caída de 283.684 en el conjunto del Sistema. Esto situaría la tasa interanual para el conjunto del sistema en -2,39%, según datos de la Tesorería General del Seguridad Social. El dato final de este mes está pendiente de revisión, una vez finalizado el cómputo estadístico correspondiente a la integración de los afiliados procedentes de los Regímenes Especiales Agrario y de Empleados de Hogar.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, con 3.041.211 ocupados, sufrió en el último año una caída en la afiliación de 50.605 afiliados, lo que sitúa la tasa interanual en -1,64%. Los restantes regímenes de afiliación (Mar, Agrario, Carbón y Hogar) han aumentado 3.226 ocupados en los últimos doce meses.

Por sectores, en el Régimen General, la afiliación media cayó en términos mensuales en prácticamente todos los sectores con especial incidencia en: Comercio (-47.875), Construcción (-29.526), Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares (-28.520) y Hostelería (-28.170). En cuanto a la variación interanual, se registran las caídas más importantes en Construcción (-190.143), Industria manufacturera (-71.501), y Comercio (-41.230), entre otros. El principal aumento de ocupados se contabiliza en las áreas de Actividades Sanitarias y Servicios Sociales (27.303), Educación (25.882) y Hostelería (4.986).

Según un estudio
elaborado por el Observatorio Laboral de la Crisis  de FEDEA , se observa una escalada importante en la pérdida de empleo, no sólo con respecto al trimestre anterior, sino también con respecto al mismo trimestre del año pasado. Tras cuatro años de crisis, no sólo se sigue destruyendo empleo, sino lo que es peor, la intensidad de esta destrucción aumenta.
Los menores de 25 años son el colectivo más profundamente afectado por la pérdida de empleo. La pérdida de empleo de este colectivo es más del doble que la del resto de grupos de edad. Resulta sin embargo sorprendente el aumento que se observa en la pérdida de empleo de los trabajadores cuya edad está comprendida entre los 25 y los 34 años.
Se intensifica de modo notable la pérdida de empleo de todos aquellos individuos cuya formación es menor a la universitaria. Para este último nivel educativo, la pérdida de empleo se mantiene relativamente estable.
Se intensifica también la pérdida de empleo de los trabajadores con contrato temporal: 20 de cada 100 han perdido su empleo en este trimestre por 1,6 de cada 100 entre los trabajadores con contrato indefinido. Destaca el descenso pronunciado en el acceso a un empleo con respecto al trimestre anterior y con respecto al mismo trimestre del año pasado, lo que no permite albergar expectativas de recuperación a corto plazo de nuestro mercado laboral.

Las mujeres y los menores de 25 años muestran una tasa de acceso a un empleo menor que la del resto de los trabajadores, incluso cuando se comparan individuos que tienen características muy similares.   El tipo de empleo al que acceden los desempleados en este trimestre es fundamentalmente temporal (un 82%) y mayoritariamente en ocupaciones manuales cualificadas y no cualificadas. El acceso a un empleo con contrato indefinido frente a temporal sigue disminuyendo si comparamos las tasas de acceso de este trimestre con las observadas en el mismo trimestre del año pasado. 

La duración del desempleo se manifiesta como el factor más relevante para una salida hacia el empleo. Los desempleados cuya duración en el desempleo supera los 6 meses se enfrentan con especiales dificultades para encontrar un empleo en relación con aquellos parados que llevan menos tiempo sin trabajar. Este fenómeno persiste trimestre tras trimestre.
Mariano Tomás
[email protected]