Esta cifra supone un 62,5% más que en el mismo mes del año pasado (800 millones)

A pesar de que España camina por la senda de la recuperación pasito a paso los inversores parece que dudan, ya que sacaron de nuestro país 1.300 millones de euros en julio, según la balanza de pagos del Banco de España. Esta nueva fuga de dinero es un 62,5% superior a la del mismo mes de 2013, que ascendió a 800 millones. Algo que contrasta con lo sucedido en el sexto mes del año, cuando se invirtieron 6.700 millones.

Hasta julio, las salidas de capital suman 15.100 millones, mientras que en el mismo periodo del año pasado se registraron unas entradas de 38.500 millones. Conviene recordar que en 2013, los inversores inyectaron 88.981 millones, un significativo cambio, pues en 2012 sacaron del país 173.191 millones.

Cristina Martín

[email protected]