• Los bancos sólo quieren ayudas, pero Guindos se lo pone difícil.
  • El titular de Economía amenaza a las entidades: no se les regalará NCG Banco y no habrá EPA. Además, duda sobre el crédito fiscal.
  • Una forma de doblarle el pulso al gran adversario de NCG Banco: el presidente del FROB, Fernando Restoy.
  • Pero Castellano se lo pone difícil: los fondos están dispuestos a aceptar un periodo de permanencia de cinco años.
  • Y mientras, BNP cumple los plazos: entregará su informe a finales de agosto, tal y como estaba previsto. 

Decíamos ayer que el gran dilema otoñal en materia de reforma bancaria era si el FROB, que preside el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, aceptaría que fueran los cinco fondos de capital-riesgo norteamericanos -capitaneados por Guggenheim- se quedaran con Novagalicia Banco (NCG Banco), la entidad gallega por la que también apuestan BBVA, Caixabank y Santander. Es decir, los tres grandes bancos españoles.

Restoy ha puesto todo tipo de pegas a José María Castellano (en la imagen), el presidente de NCG Banco -el jueves presenta resultados- quien se ha empeñado en que NCG Banco sea una entidad gallega e independiente y que ha sido quien ha buscado a los fondos.

Restoy contraataca y exige permanencia a los fondos en su inversión. Pero no esperaba lo que ha ocurrido: que Castellano consiguiera, en efecto, que los fondos se comprometieran a permanecer cinco años en el capital.

Pero la baza de Castellano, que es tanto como decir la baza del presidente gallego Núñez Feijóo, la ha proporcionado Luis de Guindos. Sus ya famosas declaraciones en el sentido de que no habrá Esquema de Protección de Activos (EPA) en Novagalicia Banco y que, incluso, podría no haber crédito fiscal a la italiana, ha hecho que BBVA, Santander y Caixabank se lo piensen. Sobre todo, Botín, casi más interesado por razones de negocio en Catalunya Banc (CX) que en NCG Banco.

En definitiva, los fondos sí están dispuestos a ofrecer dinero (300 millones de euros por el control total) mientras los bancos sólo están dispuestos a pedir ayudas. Y en una subasta no puedes aceptar la oferta peor: a eso se le llama prevaricar. Por ahora, la oferta mejor es la de los fondos.

Y el tiempo se acaba. Aunque parezca mentira, el informe de BNP sobre NCG Banco concluirá en el tiempo previsto, a finales de agosto. ¡Qué cosas!

Eulogio López

[email protected]