• Novagalicia puede convertirse en el pelotazo de Escotet, tras aportar el Estado 9.000 millones de euros.
  • La nueva NCG se llama Abanca. La creatividad de los publicistas, por los suelos. De Bankia a Abanca.
  • Banco Etcheverría se fusionará con Abanca en otoño.
  • Escotet a los suyos: "Cuando empecemos a trabajar, los innombrables de la corbata colorada se van a enterar".

El presidente de Banesco y ahora dueño de Novagalicia, Juan Carlos Escotet (en la imagen) va a por todas. Durante la convención del grupo celebrada el pasado fin de semana en Galicia, Escotet anunció que la nueva Novagalicia saldrá a bolsa a medio plazo, esto es, en un año y medio aproximadamente. Y colocará entre un 15% y un 20% de la entidad en el mercado. No más, al menos de momento. Escotet aclaró que en ningún caso sacaría un 60% o 70%. No quiere perder ni el control ni la gestión de la entidad.

En cualquier caso, se da la circunstancia de que esto lo dijo sin haber realizado el primer pago de 403 millones de euros por la entidad nacionalizada que el FROB le adjudicó en diciembre de 2013, por 1.003 millones. Increíble, pero Novagalicia puede convertirse en el pelotazo de Escotet, eso sí, tras la inestimable aportación estatal de 9.000 millones de euros.

Pero no se engañen. Escotet es más ambicioso que eso. Él quiere estar entre los grandes, en el IBEX 35, y codearse con las grandes entidades financieras de nuestro país. Por cierto, entre todas ellas hay una a la que tiene especial manía: el Santander, de Emilio Botín. Y no lo ocultó durante su intervención en la pasada convención. Hablando de recuperar cuota de mercado en Galicia, Escotet arengó a los suyos: "Cuando empecemos a trabajar, los innombrables de la corbata colorada se van a enterar", exclamó.

En todo este proceso no podía faltar el cambio de nombre. Nuevo dueño, nuevo nombre. Así, Novagalicia pasa a llamarse Abanca. Queda claro que la creatividad de los publicistas dedicados a la banca está de capa caída. Hemos pasado de Bankia a Abanca. En fin, qué le vamos a hacer.

Sea como fuere, la otra pata de Escotet en España, Banco Etcheverría, se fusionará con Abanca en unos seis meses, esto es, el próximo otoño. Lo más probable es que, tras esta fusión, las oficinas que Banco Etcheverría tiene fuera de Galicia cambien el cartel por el de Abanca, mientras que las sucursales gallegas mantengan el original.

Con el paso del tiempo, sin embargo, lo normal es que todas se unifiquen bajo la misma marca. Marca que en el futuro podría ser Banesco y no Abanca. Escotet quiere mantener el mismo nombre en todos los países en los que opera. ¿Por qué no lo ha hecho así desde el principio Porque no hace mucho en España existía Banesto.

Hablando de la nueva marca. Cuando vean los anuncios de Abanca, a partir del próximo viernes 27, que sepan que los protagonistas son empleados de la entidad. Empleados que, por supuesto, no han recibido ninguna compensación económica a cambio de prestar su imagen a la entidad. Algunos se han negado. Normal.

Pablo Ferrer

[email protected]