El mercado descontaba incluso mayores pérdidas

 

El fabricante de móviles Nokia perdió 412 millones de euros entre enero y septiembre, frente a los 601 millones que ganó en el mismo periodo de 2010. La compañía no pierde el optimismo, tal y como puede comprobarse por las palabras de su consejero delegado, Stephen Elop: "En el tercer trimestre hemos empezado a ver signos de mejoría en muchas áreas, pero debemos seguir centrándonos en el progreso constante de modo que podamos culminar la transformación de Nokia y ofrecer mejores resultados a nuestros accionistas".

Sin embargo, no fue el optimismo lo que hizo subir un 10% las acciones de Nokia en un día en el que se anunciaban pérdidas, sino el pesimismo previo, que había descontado pérdidas aún mayores. Además, la teleco finlandesa incorporará próximamente el sistema operativo Windows Phone a sus dispositivos, con lo que espera recuperar la rentabilidad perdida en el próximo trimestre.

Mariano Tomás

[email protected]