• La CNE criticó una medida que considera más progresiva que progresista. Afectaría, sobre todo, a las familias numerosas.
  • Y todo ello en vísperas de una reforma cuyo efecto más temido es la subida del recibo de la luz.
  • El ministro Soria ha reconocido que el déficit de tarifa en 2012 ha sido de 5.000 millones de euros, 3.500 más de lo previsto.

Era una de las medidas previstas por el Gobierno: que pagara más luz el que consumiera más electricidad, dependiendo de unos baremos previamente establecidos. Pero la Comisión Nacional de la Energía (CNE), tras estudiar el borrador de la norma, emitió un informe muy negativo sobre esta nueva medida.

Y es que no todo lo progresivo es bueno. Es más, si el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (en la imagen), hubiera seguido adelante con esta norma, las más perjudicadas habrían sido las familias numerosas.

Pero Soria ha dado marcha atrás, y así lo ha anunciado este martes durante el Foro de Cinco Días. De todas maneras, el ministro ha dejado claro que esta decisión no significa que renuncia del todo a la medida. "El ministerio no se está planteando la progresividad con este método, pero en cuanto tengamos un nuevo método se anunciará", ha señalado, en vísperas de una reforma cuyo efecto más temido es, precisamente, la subida del recibo de la luz.

En cuanto al déficit de tarifa, Soria ha reconocido que en 2012 se sobrepasó el límite establecido en 1.500 millones de euros. Concretamente, habrá unos 3.500 millones de euros más de déficit, con lo que la cifra total ascenderá a los 5.000 millones de euros. A pesar de todo, Soria ha defendido las medidas adoptadas por el Gobierno en este campo, sin las que el desfase habría sido de 8.000 ó 9.000 millones de euros.

Pablo Ferrer

[email protected]