La tabacalera RJ Reynolds se enfrenta a una indemnización multimillonaria. Un jurado de Florida (Estados Unidos) ha ordenado a la compañía, matriz de la marca de cigarrillos Camel, pagar más de 23.000 millones de dólares (17.000 millones de euros) a la viuda de un hombre que falleció hace 18 años por un cáncer de pulmón.

Cynthia Robinson llevó a los tribunales en 2008 a RJ Reynolds, la segunda tabacalera más grande de Estados Unidos, por la muerte de su esposo, Michael Johnson. La viuda argumentaba en su denuncia que el gigante del tabaco había ocultado la naturaleza adictiva y los perjuicios para la salud de sus cigarrillos.

El marido de Cynthia Robinson, que fumó de uno a tres paquetes diarios durante más de 20 años, falleció de un cáncer de pulmón en 1996 con sólo 36 años de edad. "No podía dejarlo. Fumó hasta el día en que murió", señala el abogado de Cynthia Robinson, Chris Chestnut, que subraya que la cuantía de la indemnización fijada por el jurado es la más elevada en este tipo de casos en Florida. Chestnut, el abogado de Robinson, acusa a RJ Reynolds de promocionar sus productos de manera especialmente agresiva entre los más jóvenes.

Hay que tener en cuenta que fumar más de dos paquetes de tabaco al día incrementa en un 70% el peligro de desarrollar un tumor cancerígeno, según ha alertado el director del Grupo de Uro Oncología de la Asociación Española de Urología. Dejar de fumar proporciona más salud que el control del colesterol o la hipertensión arterial, pero además el tratamiento del tabaquismo tiene una relación coste-beneficio mejor que los realizados en estas patologías, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Los tratamientos del tabaquismo son más rentables que los de otras intervenciones terapéuticas tal y como se ha demostrado en el estado de Massachusetts (Estados Unidos).

Por último, en la lucha contra el tabaco la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha elaborado un estudio en el que se refleja que el número de personas, en todo el mundo, que se benefician de la lucha contra el tabaco ha aumentado en 1.100 millones, en los últimos dos años.

Clemente Ferrer

[email protected]