Para entender lo que supone el nuevo Código Civil argentino de doña Cristina Fernández de Kirchner no tienen más que leer este resumen, deliciosamente claro, de la página católica argentina www.jesvs.org.


Entre otros efectos desastrosos, la reforma del código civil traería:

- El asesinato de miles de niños ya concebidos en los laboratorios de fertilización artificial, ya sea por descarte o congelamiento


- La destrucción formal del matrimonio (al no exigirse ni siquiera fidelidad, ni cohabitación, ni unidad de bienes, ni que su fin sea la procreación y educación de los hijos naturales, ni acepta la "unión" homosexual, ni acepta que los contrayentes renuncien libremente al divorcio, a lo que se suma la equiparación legal con el concubinato)

- Divorcio express


- Alquiler de vientres

- Machismo: permitiría los acuerdos pre-nupciales con lo cual la mujer se perjudica al no poder tener parte en los bienes del marido.


- Búsqueda de la destrucción del patrimonio y arraigo familiar y facilitamiento de estafas: al reducir a los parientes como herederos forzosos y aumentar la disponible para testamentos discrecionales a personas fuera de la familia.


Una idea: como última instancia, de aprobarse, al menos que se incluya la figura de "matrimonio real" (o tradicional, vs. concubinato legal o como quieran llamarlo) que incluya heterosexualidad, indisolubilidad (divorcio no, separación, sí), deber de fidelidad, deber de débito conyugal, mancomunidad de bienes (nulidad de acuerdos pre-nupciales o contratos prematrimoniales), herencia sólo para la mujer e hijos legítimos (pero con deber de sustentar a los hijos ilegítimos menores de edad), apellido del padre para los hijos, reconstrucción del concepto jurídico de pater familias incluyendo la posibilidad de que la mujer delegue su voto en el marido, y los hijos en su padre, etc.

Lo cierto es que, tanto arremeter contra la España imperialistas y resulta que la presidenta argentina no hace otra cosa que plagiar la reforma del Código Civil de ZP y la posterior ley Aído que considera el aborto un derecho.

Pero mujer, señora viuda de Kirchner: imítenos en lo bueno, no en lo malo. Ciertamente ahora mismo no se me ocurre ningún motivo e emulación, pero no es necesario que copie y pegue en la Argentina las barbaridades del Zapaterismo (por cierto, mantenidas por el cobardón de Mariano Rajoy).

Eulogio López
[email protected]

.