La marca de cigarrillos electrónicos líder en Estados Unidos, Njoy, lanza en España una campaña televisiva anti-tabaco. El reto del fabricante consiste en acabar con el consumo de los cigarrillos tradicionales. La campaña publicitaria, creada por la agencia neoyorkina Arcade Creative, tiene un claro mensaje anti-tabaco y trata los aspectos emotivos de la utilización de los cigarrillos electrónicos en lugar del tabaco tradicional.

El mensaje está dirigido a fumadores adultos e intenta demostrar que existe una alternativa a los pitillos de siempre, motivándoles a que se pasen a los cigarrillos electrónicos.

Uno de los anuncios muestra imágenes de dos amigos en varios momentos de su vida. En cada escena se aprecia cómo se han ayudado el uno al otro, en situaciones difíciles a lo largo de su vida. El anuncio acaba con que, uno de los amigos le aconseja al otro que no coja un cigarrillo.

También dos jovencitas adolescentes conversan en un "spot" televisivo mientras sostienen sendos cigarrillos electrónicos. Al mismo tiempo, en uno de los establecimientos donde se comercializan, se necesitan tres dependientas para atender a los clientes de una tienda especializada en cigarrillos electrónicos. La campaña publicitaria se difundirá durante el primer trimestre de 2014.

Esta es la primera vez que Njoy utiliza la televisión como medio publicitario en Europa. Es una marca que, en Estados Unidos, cuenta con 80.000 puntos de venta, que se unen a los 15.000 del Reino Unido y los 30.000 de España.


Que los cigarrillos electrónicos están penetrando en la sociedad es una realidad. A pesar del enorme desconocimiento que existe en torno a la seguridad de este producto, su consumo se ha disparado. Según un informe de "Euromonitor Internacional", sus ventas en Europa superaron los 500 millones de euros y la cifra se eleva a 2.000 millones, en todo el mundo.

La complejidad técnica de este cigarrillo dificulta profundizar sobre sus efectos, pero la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos, afirma que en "un análisis de laboratorio de muestras del cigarrillo electrónico, se han encontrado agentes carcinógenos y toxinas químicas" (Fuente: El Huffington Post).


Clemente Ferrer

[email protected]