• Las autoridades nigerianas cifran, además, en 250.000 el número de desplazados en los estados de Borno, Yobe y Adamawa desde el mes de enero.Y el Gobierno español no dice ni 'mu'.
  • El número de afectados directos o indirectos por la ofensiva yihadista es de 3,1 millones, de los cuales 1,5 millones necesitan ayuda urgente.
  • "Boko Haram ahora está formada por fanáticos que atacan a los cristianos y a los musulmanes", dice el obispo Kaigama.
  • Pese a todo ello, los cristianos nigerianos perdonan "gracias al Amor de Dios”, dice el sacerdote Kenneth Iloabuchi. 
La Agencia Nacional de Administración de Emergencias de Nigeria (NEMA) ha cifrado este miércoles en mil el número de muertos y en 250.000 el número de desplazados en los estados de Borno, Yobe y Adamawa desde el mes de enero, en medio de una ofensiva de la secta yihadista Boko Haram contra las fuerzas de seguridad y la población civil. Y mientras, el Gobierno español calla y su televisión, TVE, insiste en que se se trata de una guerra interreligiosa. 

El informe recoge que de los 9,7 millones de habitantes de dichos estados -según el censo de 2006-, el número de afectados directos o indirectos por la crisis es de 3,1 millones, de los cuales 1,5 millones necesitan ayuda urgente, según ha informado el diario nigeriano 'The Guardian'.

El documento revela que las comidas diarias de los residentes de las comunidades afectadas ha bajado de tres a una a causa de la pérdida de campos y propiedades, así como del robo o destrucción de las mismas por parte de los atacantes.

Asimismo, las condiciones sanitarias están en niveles críticos, con 500 personas compartiendo una letrina, muy por encima de la cifra de 50 personas por letrina considerada como estándar en las zonas afectadas.

Por otra parte, únicamente 500 de los 1.500 pozos de dichas zonas son funcionales, lo que no es suficiente para cubrir las necesidades de la población, que en algunos casos está recurriendo a arroyos, ríos e incluso aguas estancadas.

Boko Haram, cuya lucha para crear un estado islámico en el norte de Nigeria se ha cobrado miles de vidas, está cometiendo cada vez más ataques contra la población civil.

Más de 3.000 personas han muerto en los últimos cuatro años en los ataques perpetrados por el grupo contra las fuerzas de seguridad en la mitad norte y en la franja central de Nigeria, unas zonas donde los musulmanes son mayoría, frente al sur, predominantemente cristiano y donde se concentra la mayoría de los recursos naturales y la industria nigeriana.

Pese a todo ello, los cristianos de Nigeria perdonan a la secta yihadista Boko Haram que les asesina y destruye sus templos: "Es algo que he comprobado yo mismo cuando vi cómo gente de mi propio pueblo perdonó a los terroristas que asesinaron a 13 de sus familiares", afirma el presbítero nigeriano. El testimonio de perdón de los cristianos nigerianos "sólo es posible gracias al Amor de Dios", dijo el sacerdote Kenneth Iloabuchi a Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Y, como explicó a la Agencia Fides Mons. Ignatius Ayau Kaigama Arzobispo de Jos y Presidente de la Conferencia Obispos de Nigeria, "al principio el objetivo de Boko Haram era atacar a los cristianos para desestabilizar a la comunidad. Pero ahora la ferocidad de los miembros de este movimiento no tiene límites, llegando a la masacre incluso contra aquellos que deberían ser sus hermanos musulmanes. Boko Haram ha seguido avanzando en la sofisticación y la ferocidad de sus ataques, pero ahora está compuesta por fanáticos que han perdido su objetivo original". 

Y, sin embargo, para TVE lo que ocurre en Nigeria es una lucha interreligiosa entre dos bandos, musulmanes y cristianos, igualmente belicosos los unos con los otros. ¿Por qué  

José Ángel Gutiérrez
[email protected]