El país produce 2,5 millones de barriles diarios de petróleoEn Nigeria se espera que miles de personas participen hoy en el segundo día de huelga en protesta contra el aumento del precio del combustible, que se ha disparado tras la quita de los subsidios por parte del gobierno. Como consecuencia de la medida, el precio de la gasolina ha subido de 0,40 dólares a 1,30 dólares el litro y ha aumentado el coste de la gran mayoría de productos y servicios, en especial del transporte.

El incremento del precio del combustible es una medida muy impopular en Nigeria, donde los ciudadanos creen que es su derecho disfrutar de un coste bajo de la gasolina por ser una nación muy rica en petróleo. De hecho, Nigeria produce, según Indexmundi, casi 2 millones y medio de barriles de petróleo al día.

El Gobierno afirmó que respeta el derecho de los nigerianos a manifestar su descontento, pero insistió en la necesidad de retirar el subsidio de la gasolina porque forma parte de un paquete de medidas de ajuste económico con el que el Ejecutivo ahorrará cerca de 5.000 millones de euros. El presidente Jonathan prometió que ese dinero se invertirá en las carreteras y otras infraestructuras necesitadas por el país.

La huelga en Nigeria se produce en el contexto de la persecución y los atentados del grupo fanático islamista Boko Haram contra los cristianos. De hecho, la semana pasada, Boko Haram emitió un ultimátum con un plazo de tres días para que los cristianos abandonaran el norte del país. Pero algunos medios -como El País, con este titular 'La violencia religiosa y la crisis económica atenazan a Nigeria'- quieren ignorar que los ataques son de los musulmanes contra los cristianos, no al revés.
 
La persecución de los radicales islámicos contra los cristianos en África del Norte y el Medio Oriente es motivo de preocupación para el Papa Benedicto XVI. De hecho, ayer contextualizó el conflicto sirio dentro de la 'primavera árabe' y declaró: "Invito a la comunidad internacional a dialogar con los actores de los procesos en curso, dentro del respeto a los pueblos y con conciencia de que la construcción de sociedades estables y reconciliadas, opuestas a toda discriminación injusta, en particular religiosa, constituye un horizonte más amplio y más lejano que el de las citas electorales". "Siento una gran preocupación por las poblaciones de los países en los que continúa la tensión y la violencia", añadió, sin citar directamente a otros países aparte de Siria. "El respeto a la persona", añadió, "debe estar en el centro de las instituciones y de las leyes, y debe conducir al final de toda violencia", recogía El Universal.

No nos cansaremos de repetirlo: los fanáticos islámicos deben aprender a respetar la dignidad humana, los derechos humanos y las libertades de quienes no piensan o no creen lo que ellos.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]