• Una de las niñas que logró escapar del horror: "Todavía siento miedo".
  • Otra niña que escapó: "Ahora yo lloro cada vez que me cruzo con sus padres y les veo llorar cuando me ven".
  • Según la policía nigeriana, 53 estudiantes han conseguido fugarse de los yihadistas.
  • Otra contó que las violan hasta quince veces al día y las obligan a convertirse al Islam bajo pena de muerte.
  • Nigeria dice tener información sobre las niñas secuestradas.
  • A la ayuda ofrecida por EEUU, Reino Unido, Francia y España se suma la de Israel.
  • Y la ONU advierte de que las acciones de Boko Haram podrían ser consideradas "crímenes contra la humanidad".
En Nigeria, desde hace un mes, aproximadamente (el 14 de abril), 276 niñas permanecen secuestradas por la secta yihadista Boko Haram. Lo último es que el líder terrorista, Abubakar Shekau, ha propuesto este lunes liberarlas a cambio de la liberación de miembros de la organización encarcelados, según informa la agencia AFP. Un siniestro trueque: niñas a cambio de terroristas. Ojalá los militares encuentren a los terroristas antes de que los salvajes hagan más daño a las niñas.

Algunas de ellas que han conseguido escapar -según la policía nigeriana, 53 estudiantes han escapado- cuentan el horror que están viviendo, cómo que son obligadas a convertirse al Islam y son violadas hasta 15 veces al día y si se niegan, son degolladas. 

Otra de las que logró escapar el mismo día en que fueron secuestradas habló con la cadena de televisión CNN. Contó que siete camiones de carga llegaron a la escuela para llevárselas; que algunas al verlos, escaparon en ese momento alarmadas. A ella, un hombre la forzó a subir a uno de los vehículos. En un momento de distracción, saltó y comenzó a correr con todas sus fuerzas. "Preferimos huir que morir", dijo. "Corrimos entre los arbustos. Corrimos y corrimos", agregó. Cuando el periodista le pidió más detalle, respondió temblando: "Siento miedo".

En diálogo con la agencia de noticias AP, otra niña también ofreció su relato. La estudiante de ciencias Sarah Lawan, de 19 años, sostuvo que más muchachas podían haberse escapado, pero que temían que sus captures les disparasen. "Me duele que mis otras compañeras no se atrevieron a escapar conmigo", señaló. "Ahora yo lloro cada vez que me cruzo con sus padres y les veo llorar cuando me ven", añadió.

Hasta el momento, se sabe que los secuestradores han amenazado con vender al resto de las jóvenes. Aunque las autoridades estiman que las adolescentes ya fueron sacadas del país y separadas en grupos más pequeños para ser comercializadas.

Ante la situación que viven las niñas, toda ayuda para liberarlas es poca. En ese sentido, el presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, ha asegurado sentirse optimista respecto a su posible liberación debido a la ayuda internacional militar y de inteligencia que ha recibido el país.

De hecho, el gobernador del estado nigeriano de Borno, Kashim Shettima, ha asegurado este domingo que dispone de información sobre el avistamiento y posible paradero de las niñas. Shettima ha explicado que ha enviado estos informes al ejército nigeriano para que compruebe los datos y ha añadido que no cree que las niñas hayan sido trasladadas a la frontera con Chad o Camerún, según ha informado la cadena británica BBC.

Israel ha sido el último país en ofrecer su ayuda a Nigeria. Estados Unidos y Reino Unido ya han enviado a expertos para ayudar al Gobierno a encontrar a las niñas y también han ofrecido su ayuda Francia y España. Igualmente, el Consejo de Seguridad de la ONU expresó su "profunda indignación" por el secuestro  y advirtió además de que las acciones de Boko Haram podrían ser consideradas "crímenes contra la humanidad". Los países occidentales deberían mandar a sus militares para liberarlas, de acuerdo con el Gobierno nigeriano.  

No obstante, el Ejecutivo de Jonathan ha recibido numerosas críticas -como las del sacerdote nigeriano afincado en España Kenneth Iloabuchi en declaraciones a Hispanidad-  como que se dio una respuesta demasiado lenta a este ataque y porque sabía que se iba a producir pero no hizo nada por evitarlo.

Es más, según el experto en terrorismo Ely Karmon, investigador del Instituto Internacional de Terrorismo, "varias versiones señalan que hay políticos en Nigeria que, sin ser yidahistas, financian a Boko Haram en el cuadro de una lucha interna por el poder", publica Infobae.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]