La secta yihadista Boko Haram ha ejecutado a más de 1.200 personas desde 2009 para crear un 'Estado musulmán'Todo parece indicar que la secta yihadista Boko Haram ha vuelto a asesinar a cristianos en Nigeria. Y lo ha hecho de una de las formas más abyectas a las que, por desgracia, está recurriendo: al asesinato indiscriminado mientras los cristianos se reúnen para rezar, es decir, mientras ejercen un derecho humano fundamental, la libertad religiosa.

Pero de derechos humanos no entienden los yihadistas. Según han informado agencias, varios hombres armados entraron ayer lunes por la noche en una iglesia cristiana de la localidad nigeriana de Okene, en el estado de Kogi, y mataron a tiros a alrededor de una quincena de fieles y dejaron heridos a otros. El ataque se produjo mientras se celebraba una misa en la Iglesia de la Vida Más Profunda, en la zona de Otite, según han contado los testigos.

El jefe de la Fuerza Especial Conjunta del Ejército en Lokoja, el teniente coronel Gabriel Olorunyomi, ha indicado que 16 personas fallecieron en el acto y otra más de camino al hospital. Olorunyomi, citado por la Agencia de Noticias de Nigeria, ha añadido que el número de víctimas mortales podría aumentar porque algunas personas están gravemente heridas.

Como se sabe, la secta yihadista Boko Haram, cuyo nombre significa "la educación no islámica es pecado", pretende imponer la ley islámica en Nigeria y quiere la creación de un Estado islámico en la zona norte del país. Nigeria es el país más poblado de África, con más de 150 millones de habitantes, de los que alrededor del 50% son musulmanes, la mayoría de los cuales residen en la mitad norte, y el otro 50% son cristianos, asentados en la mitad sur.

Desde el inicio de su campaña violenta en 2009, ha asesinado a más de 1.200 personas, la mayoría en ataques perpetrados en el norte de Nigeria contra la población civil y las fuerzas de seguridad. Y muchos de ellos cristianos.

Y se echa en falta en Occidente una mayor condena de estos asesinatos indiscriminados...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]