Álvarez Cascos, Javier Arenas y Dolores de Cospedal declaran ante el juez Ruz por la presunta -qué maravilla esto de presunta- financiación ilegal del Partido Popular. Arenas ha sido recibido al grito de "chorizo" a pesar de que don Javier es un señor andaluz que nada tiene que ver con la industria del embutido (esto es importante).

¿Y todo esto va a servir par algo No. Dice la izquierda que el PP ha ganado las elecciones dopado por ingresos mil. Valiente tontería. ¿Entonces, cómo ganaba el PSOE si estaba tan dopado como el PP

Hay dos alternativas: o utilizar el caso Bárcenas para buscar culpable o para arreglar soluciones. Si no quieren que un partido político se financie de forma irregular, a lo mejor lo que hay que hacer es no financiar a ninguno con dinero público. El que quiera que se lo busque en el sector privado y con trasparencia y límite de gasto. Ni un euro de dinero público para partidos, empresarios y sindicatos.

Y, si lo prefieren, que se les aplique la misma medicina que a la Iglesia: que cada español que lo desee dedique una parte de sus impuestos a financiar a este partido, esa patronal o aquel sindicato. Los resultados podían resultar muy ilustrativos.

Y todo lo demás, no es más que mala uva.

Eulogio López

[email protected]