Las operadoras coincidirán, pero no concertarán

Cada vez es más habitual que un cliente llame a su operadora amenazando con cambiarse para obtener un móvil nuevo. Solo es cuestión de echarle un poco de cara porque la práctica es habitual y no hace falta insistir demasiado.

Sin embargo, como explica Shameel Joosub, consejero delegado de Vodafone, los terminales se están encareciendo y todo el mundo quiere un smartphone. El presidente de la compañía, Francisco Román, añadía el dato de los más de 1.600 millones de euros que las telecos se gastan en terminales para atraer a sus clientes, una cifra que incluso supera las inversiones en infraestructuras.

En Vodafone están dispuestos a bajar los precios, pero se acabaron los teléfonos by the face (término que ningún angloparlante entendería pero bastante empleado para hablar de estas cuestiones). El precio de las llamadas puede ser menor si se compra solo la tarjeta SIM o si el móvil es un terminal fabricado en China.

Además, Vodafone continúa estudiando la manera de comercializar los datos pues, según admite su presidente, aún no han encontrado un modelo adecuado y se ha dedicado a hacer pruebas paquetizando y realizando distintas ofertas. Esta actitud apunta también un cambio de tendencia en las operadoras, que podrían acabar también con las tarifas planas para cobrar más a los que más datos descargan.

Puede que Vodafone sea la compañía que más claro lo tiene, pero el pago de móviles a plazos de Yoigo indica que el resto de de telecos está de acuerdo. Yoigo asegura que es una forma de ser más transparente, sugiriendo así que no cobran en la tarifa el regalo del terminal.

Por su parte, Orange tampoco ve con malos ojos estas políticas. A su consejero delegado, Jean-Marc Vignolles, le parece razonable. En este sentido, Vignolles considera importante que las portabilidades sean más rápidas y asegura que entonces la guerra de precios se calentaría. Ahora la cuestión es si, dado que las telecos quieren atraer a sus clientes hacia el uso de Internet móvil, la nueva subvención de terminales se destinará a las tabletas y otros dispositivos de acceso a datos.

Rodrigo Martín

[email protected]