El Barça entra en fase Florentino: malos modos, fingimientos de agresión, despedida a un jugador uruguayo lanzándole besitos, retirada lenta, a pesar de la amenazas del árbitro chileno a la hora de irse, etc.

Neymar da Silva Santos junior (en la imagen), la nueva estrella del Barça, demostró lo que es: un macarra de grandes proporciones, buen futbolista y mal deportista, que no sabe perder y aún menos ganar. El partido entre Brasil-Uruguay lo dejó bien claro.

Es decir, todo lo contrario del espíritu de La Massía, que se basa en la modestia de las estrellas y que ha forjado el mejor Barça de la historia. Pero esa historia gloriosa parece tocar a su fin: Neymar es aún más macarra que Cristiano Ronaldo. Todo un logro.

Florentino Pérez se cargó el madridismo y la cantera del Real Madrid, a costa de fichar galácticos engreídos. El Barça siguió otro camino pero ahora le ha entrado el vértigo del fracaso e imita a Florentino. Es el principio del fin.

Eulogio López

[email protected]