• Eso significa una inversión extra de 700 millones de euros… y no les ha gustado nada.
  • Los fondos coordinados por Guggenheim tienen que tomar una decisión antes del próximo jueves.
  • Y mientras tanto, los tres grandes (Santander, BBVA y Caixa), a la espera.
  • La entidad gallega obtuvo un beneficio de 90 millones de euros durante los primeros nueve meses del año.
  • El margen de intereses cae un 6,5%, menos que el conjunto de la banca, aunque la comparación resulta equívoca.

El Gobierno, personalizado en el ministro de Economía, Luis de Guindos, se está poniendo duro con los tres candidatos -Santander, BBVA y Caixabank- a los que se les obligó a presentar su puja sin contar con créditos fiscales (DTA) ni Esquema de Protección de Activos (EPA). Es decir, a presentar ofertas sin contar con ayudas públicas. Y eso ha hecho que se echen para atrás... por el momento.

Ahora bien, esto no significa que se lo vayan a regalar a los fondos, capitaneados por Guggenheim. Muy al contrario, el Banco de España les exige un coeficiente de recursos propios del 12% -tal y como exigió a Apollo para quedarse con Evo Banco-, frente al 10% que exige a la banca.

Esto, en términos contables y según los cálculos de los propios fondos, supone una inversión extra de unos 700 millones de euros. Es decir, al precio de compra de las acciones del FROB hay que sumar una aportación extra de 700 millones de euros. Y, claro, a los fondos no les ha gustado nada.

Además, el BdE les exige una permanencia en la entidad gallega de, al menos, cinco años.

Y les ha puesto fecha tope para que tomen la decisión: el próximo jueves día 7 de este mes de noviembre. Ahroa bien, si Guggenheim y compañía se ehcan pra atrás, los tres bancos postores elevarán sus exigencias.

Si aceptan estas condiciones, Novagalicia Banco es suyo, con José María Castellano (en la imagen) al frente. Pero la decisión aún no está tomada y los tres grandes -Santander, BBVA y Caixa- permanecen a la espera.

En cualquier caso, la entidad obtuvo un beneficio de 90 millones de euros hasta septiembre, cinco veces más que lo previsto en su plan de recapitalización, según ha informado la entidad este lunes.

El margen de intereses cae un 6,5%, menos que el conjunto de la banca, aunque difícil de comparar. Santander, BBVA, Sabadell y Bankia registraron una caída media del margen de intereses del 17,8%.

Eso sí, la morosidad ha subido hasta el 16,7%. En la nota remitida a la CNMV, la entidad alega que en el tercer trimestre ha mejorado gracias a la reducción del 3% del crédito dudoso.

Otro apartado que destaca la entidad es la reestructuración de la red que ha llevado a cabo en el último año. Concretamente, ha eliminado 212 oficinas y ha reducido el número de empleados en 846. Si se tiene en cuenta la venta de Evo, son 292 oficinas y 1.436 trabajadores menos.

Pablo Ferrer

[email protected]