• Una exigencia del Banco de España tras el fracaso de la venta a Espirito Santo
  • La situación de la entidad liderada por Juan Manuel Urgoiti no aguantaba ni un día más. Se disolverá el Consejo de Administración.
  • La promoción inmobiliaria ha acabado con la entidad, que ahora entra en el nacionalizado banco de José María Castellano.

Lo contamos en Hispanidad: el Banco Gallego, presidido por Juan Manuel Urgoiti (en la imagen), estaba a punto de cerrar su venta al portugués Espirito Santo pero los lusos se echaron atrás tras estudiar más detenidamente la cartera de promoción inmobiliaria -muy original- de la entidad gallega.

Conclusión, el Banco de España se ha cansado y ha decidido que el propietario del 49,5% del Gallego, el nacionalizado NCG Banco, presidido por José María Castellano, absorba a quien, de hecho, era ya su filial, a que consolide sus cuentas y liquide su Consejo de Administración.

De esta forma, el Gallego pasa a beneficiarse de los créditos blandos -que no blancos- del rescate europeo, dado que NCG Banco es una entidad nacionalizada, donde el Estado posee un 93%.

El FROB ha aclarado que la situación de la entidad tras la negativa del Espirito Santo, era inviable y que no podía aguantar ni un día más.

Eso sí, aquí no se liquida ningún banco: ni tan siquiera los muy pequeños.

Eulogio López

[email protected]