• Manifestación del domingo en Ferrol para pedir más carga de trabajo.
  • El alcalde de esta localidad coruñesa, ve como "una tomadura de pelo" su plan industrial, sin tener cartera de pedidos.
  • Visita del ministro de Exteriores de Gabón, con el objetivo de renovar una oferta para la construcción de patrulleras de vigilancia marítima.

Navantia, como ya contó Hispanidad, planea separar su división civil de la militar y esta última podría pasar a forma parte de un conglomerado industrial. Pero esto no es lo único que afecta a la compañía estos días, ya que el Gobierno estudia el cese de su presidente, José Manuel Revuelta.

Además, este domingo hubo una manifestación en Ferrol, que pedía la carga de trabajo para los astilleros y el comité de empresa se encuentra encerrado en el ayuntamiento de esta localidad coruñesa, mientras se producen reuniones para resolver la situación.

José Manuel Rey Varela, alcalde de Ferrol, ha afirmado este lunes que es "una tomadura de pelo" que una empresa pública como Navantia haya presentado "un plan industrial sin tener cartera de pedidos" y ha pedido que no se apruebe el documento. Además ha insistido en que lo que le corresponde al Gobierno central es conseguir "carga de trabajo".

En relación a los pedidos, este lunes la compañía ha intensificado en 2013 su política comercial, ya que este año ha presentado 111 ofertas, más del doble que las 50 que obtuvo en 2012. Además han recibido en sus oficinas centrales la visita del ministro de Exteriores de Gabón, Emmanuel Issoze Ngondet, que se ha reunido con el embajador de Gabón en España, Simón Wilfrid Ntoutoume Emane; el presidente de Navantia y el embajador de España en Libreville, Antonio Álvarez Barthe (en la imagen), para renovar una oferta de construcción de patrulleras de vigilancia marítima, que se presentó en 2010.

Cristina Martín

[email protected]