Autopistas de peaje quebradas: que las compre el Estado (la concesión, se entiende). Sí, pero que las compre por su valor: si están en pérdidas, su valor es un euro.

¿Es lógico privatizar las autopistas? Sí, pero no los bancos. Las autopsias son infraestructuras y, aunque nos hayamos vuelto todos tonticapitalistas, lo cierto es que las redes, hasta la invasión de los mercados financieros, eran propiedad del Estado quien cobraba el correspondiente canon a las empresas explotadoras.

Ahora bien, los bancos no son infraestructuras, sino premisas. Por tanto, lo lógico no es nacionalizar la banca sino exigirle que pueda responder al dinero que sus impositores -que no sus inversores- han depositado en ella.

Entre otras cosas, porque las infraestructuras resultan más relevantes para el sector público que la banca.

Eulogio López

[email protected]