Un estudio publicado hoy jueves por el portal pisos.com pone de relieve una realidad hiriente. Sabíamos que hay muchas familias españolas que dependen, como principal fuente de ingresos, de la jubilación del abuelo (está en las encuestas oficiales). Lo que no sabíamos es que cada vez son más los jubilados que se obligados a optar por compartir casa porque no llegan a fin de mes.

Es el modo de reducir los gastos de vivienda y combatir la soledad. Mal augurio -muestra de una decadencia real- tanto una cosa como la otra (crisis económica y familiar). Según un estudio del pisos.com, el pago de la vivienda acapara más del 62% de la pensión de jubilación.

Hispanidad

[email protected]

.