Los Mossos d'Esquadra desalojan a grupos de acampados para poder limpiar la Plaza de Cataluña y el encontronazo acaba con 100 heridos
 
En Lérida, dos detenidos al ser desalojado el campamento de 'indignados'. Esperanza Aguirre pide al Gobierno que desaloje Sol 

Una semana después de que las Fuerzas de Seguridad del Estado no intervinieran para desalojar a los acampados en las plazas españolas, pese a que la Junta Electoral Central considerara ilegal la presencia de los acampados, se han producido los primeros enfrentamientos entre agentes y acampados. Ha sido en Barcelona y en Lérida.

En la Ciudad Condal los Mossos d'Esquadra han usado la fuerza después de que grupos de manifestantes impidieran a los servicios de limpieza poner un poco de orden en la Plaza de Cataluña, donde están reunidos los acampados. Como resultado de la intervención ha habido 66 heridos y dos detenidos, los mismos que en Lérida, cuando los agentes han querido disolver la concentración que ya lleva casi dos semanas.

Lo que está claro es que con esta intervención los miembros del Movimiento 15-M han vuelto a recobrar fuerzas y sobre todo, atención mediática, ya que en plaza de Barcelona se han vuelto a reunir miles de personas. Mientras tanto en Madrid sigue la concentración aunque cada vez con menos fuerza y con más quejas por parte de los comerciantes. A ellos se ha unido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ha pedido al Gobierno que desaloje la Plaza del Sol. Ante esta situación, todo puede pasar en la calle madrileña, lo que puede provocar nuevos altercados si tienen que intervenir las fuerzas del orden para forzar su salida.

Juan María Piñero
[email protected]