Por otra parte, Álvaro Nadal recibe el encargo de aplicar la tijera en la propia administración

 

Uno de los elementos más progres del nuevo Gobierno Rajoy es el propio jefe de Gabinete presidencial, Jorge Moragas, quien prometió, no juró su nuevo cargo.

La verdad es que Rajoy considera que Moragas le será muy útil dadas sus buenas relaciones con el grupo PRISA, que, aunque en horas más que bajas, es una de las obsesiones del nuevo presidente del Gobierno, que está dispuesto a pagar cualquier tributo con tal de que El País y la SER no le crucifiquen.

Moragas presume de sus buenas relaciones con Ignacio Polanco y, sobre todo, con Javier Moreno, director de El País, pero lo cierto es que el diario no tiene nada que ganar, y sí mucho que perder, si se porta bien con el Ejecutivo Popular.

Miriam Prat

[email protected]