Rebaja la calificación de los ocho mayores bancos griegos

 

Hace dos días rebajó la deuda soberana a la categoría de bonos basura.

Alemania tendría que estar temblando ante la posibilidad de que Grecia se declare en bancarrota. Y más cuando cada día que pasa las agencias de calificación siguen rebajando la calificación del país heleno, y Europa sólo se preocupa por un segundo rescate griego, no para salvar al país, sino a sus entidades financieras que durante los últimos años han estado comprando la deuda soberana griega.

Dentro de esos pasos hacia el abismo, Moody's sigue empujando a Grecia. Si hace dos días rebajó la calificación de la deuda soberana de B1 a Caa1, lo que es peor que considerarla bono basura, este viernes le ha tocado el turno a los ocho bancos griegos más importantes del país, que han visto cómo la agencia les ha rebajado la calificación de sus depósitos.

Por desgracia Europa, esclava del sistema financiero creado, no puede hacer nada para detener a las agencias y sus notas, por lo que sólo le queda esperar que Grecia no decida decantarse por declarar la quiebra. Pero parecen confiar más en su propio poder de convicción para que Grecia no ceda, pero pronto se quedará sin dinero para pagar intereses del 16% o del 18%, por lo que el default parece más cercano. Y entonces la crisis griega traspasará fronteras.

Juan María Piñero

[email protected]